Perseo era un semidiós, hijo de Zeus y de la mortal Dánae. Fue engendrado gracias a que el Dios se convirtió en lluvia dorada para poder llegar hasta la torre en la que Acrisio había encerrado a su hija cuando un oráculo le dijo que sería asesinado por su nieto. Al enterarse Acrisio que su hija había dado a luz a un niño arrojó a ambos al mar dentro de un cofre de madera, pero el mar fue calmado por Poseidón, a petición de Zeus, y madre e hijo llegaron a la costa de Serifos. En la isla el gobernante de ésta, Polidectes, se enamorará de Dánae y pensando que el Perseo podía estobarle intentó librase de él. Hizo creer a todos que pretendía casarse con la pricesa Hipodamía y pidió a los habitantes de Serifos que cada uno le hiciera un presente, pidiendo a Perseo como regalo que le trajese la cabeza de la Medusa, una de las tres Gorgonas que podía convertir en piedra a la hombres con su mirada. Perseo conseguirá su objetivo gracias a una complicadísima sucesión de episodios que os va a contar mucho mejor que yo Elena en este nuevo episodio de “La Iconografía Mola”…

 

A %d blogueros les gusta esto: