Varios proyectos locales unen sus voces con un objetivo global: salvaguardar y proteger toda la gráfica comercial de nuestras calles como Patrimonio Gráfico.

     Hace algo menos de un año la Casa del Reloj de Madrid acogía una exposición dedicada a los antiguos rótulos comerciales de la ciudad que habían ido desapareciendo o bien que debido a los nuevos usos de los locales habían sido sustuídos por otros nuevos (ver aquí).

     Esa exposición, que recibía el nombre PACO GRACO, donde Paco hace referencia a un rotulista y Graco a Patrimonio Gráfico Comercial, hizo que muchos madrileños se percatasen de la importancia de este patrimonio, un patrimonio que es testigo de la vida en los barrios y de sus habitantes.Y es que tanto los rótulos como la gráfica comercial aluden a una época concreta y a través de ellos no solo podemos hacer una lectura histórica y social de la ciudad sino también artística ya que, como sucede en otras disciplinas artísticas, cada técnica se relaciona con una época histórica.

Rótulo de la cafetería Zahara que se encontraba en Gran Vía 31. Cerró en el año 2010 y actualmente es una tienda de Pull&Bear. Foto propia

     La exposición fue comisariada por Alberto Nanclares, del colectivo Basurama, y Jacobo García, de Zuloark, quienes en homenaje a su tío el rotulista Paco habían dedicado (y continuan haciéndolo) parte de su tiempo a recuperar y coleccionar todos los rótulos que se iban retirando de las fachadas de los establecimientos madrileños.

     Con la exposición los pusieron en valor e hicieron que muchos de los visitantes reviviesen pasajes de su vida ligados a esos comercios que hasta hace no mucho tiempo llenaban de vida las calles de la ciudad. Además lograron darse a conocer y con ello muchos conocimos su “colección” de rótulos y supimos cómo contactarles si éramos conocedores de algún rótulo en peligro.

Muchos aún recuerdan cuando acudían a las lecherías de su barrio para comprar leche. El rótulo comercial y las marqueterías de madera de esta antigua lechería de la calle Calatrava se han conservado e intregrado en lo que hoy es una vivienda. Foto propia

     Pero no estaban solos, tanto en Madrid como en otras ciudades españolas como Santander, Zaragoza, Huelva Coruña o Málaga había proyectos similares dedicados a la difusión, salvaguarda y puesta en valor de los rótulos comerciales. Ahora todos ellos se han unido con el mismo objetivo salvaguardar y proteger toda la gráfica comercial de nuestras calles como Patrimonio Gráfico bajo la RED IBÉRICA DE DEFENSA DEL PATRIMONIO GRÁFICO.

Federico Barrera creador de Santatipo rescantando el rótulo del Bar Gelín (el rey de las rabas) en Santander. Fotografía de Santatipo

     Esta red tiene como líneas de trabajo el registro, la documentación, la catalogación, y la divulgación y, en su caso el rescate, la restauración y  posterior preservación de la rotulación, señalética y, gráfica comercial, tanto rural como urbana, considerada esta como Patrimonio Gráfico y Visual de toda la comunidad.

     Se trata de una red  abierta a todos aquellos interesados en el tema fundada por los siguientes proyectos Agencia de Protección Tipográfica, Alioli es ajonesa, Aragon Letters, Asegurada de Incendios, Barcelona Tipo, carril___conga, Chufleando, FetenLetters, La Rotuladora, Alberto Graco, Retreros, Santatipo, Sevilla Tipo, Tiponuba, Veo Letras, Zgz Letters, Zuloark

Restaurante Casa Labra. Archivo IPCE. Fondo Luis Agromayor

     Los perfiles profesionales de quienes están detrás de cada uno de los proyectos van desde el mundo del diseño gráfico, la creatividad, la arquitectura, el arte, el urbanismo o los estudios urbanos, a la gestión cultural o la historia, lo que permite que este trabajo de sensibilización y preservación pueda ser abordado desde distintos ámbitos. Sin embargo, todos los perfiles son necesarios para la protección de este patrimonio cultural tan amenazado.

     Una de las primeras acciones convocadas desde la Red son unas jornadas abiertas a todo el público, que en principio se celebrarán del 8 al 10 de Mayo de 2020 en Madrid, donde se presentará públicamente la Red, así como los proyectos que la componen, combinados con charlas, acciones y paseos en torno al Patrimonio Gráfico.

En la Cava Baja nº14 se ha conservado el rótulo comercial de la fábrica de jabones ‘La Antoñita’. Foto propia

 

A %d blogueros les gusta esto: